Autonomos y declaracion anual de operaciones con terceros

El impuesto de actividades economicas de los autonomosDeclarar las retenciones Si tu actividad como autónomo es muy básica y no contratas servicios de otros profesionales sólo te tendrás que preocupar de que la retención de IRPF de tus facturas sea correcta, algo relativamente sencillo teniendo en cuenta que el porcentaje es fijo. Algunas anteriores al inicio de la actividad y otras que deben cumplirse durante su desarrollo. Iniciada la actividad, los ingresos percibidos por autónomos y entidades sin personalidad jurídica, tributan por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, IRPF (pagos fraccionados y declaración anual). Varios partidos políticos están estudiando ahora esta posibilidad.

IMPUESTO SOBRE ACTIVIDADES ECONÓMICAS (IAE) El IAE es un tributo municipal que grava el mero ejercicio de actividades económicas en territorio nacional. Existen tres tipos de cuotas: nacionales, provinciales y municipales. Por tanto ese 21% (por norma general) que cobra el empresario no es suyo, sino de hacienda. De retenciones e ingresos a cuenta y del iva, en modelos 180 o 190 y 390. Declaración de operaciones a terceros con carácter anual, indicando las personas o entidades, proveedores o clientes en los que a lo largo del año se hayan superado los 3006 euros. Registro de Operaciones Intracomunitarias Si vas a exportar o importar a la Unión Europea, es decir si vas a realizar las llamadas “adquisiciones intracomunitarias” o “entregas intracomunitarias”, sean de bienes o servicios, debes conocer la normativa aplicable en materia de IVA y facturación así como la obligatoriedad de registrarse en Hacienda, el funcionamiento práctico y las declaraciones a presentar, como el modelo 349.

Y claro, cuando llega Hacienda con sus inspecciones, sus requerimientos y sus multazos, todo son nervios y disgustos si las cosas no están bien hechas. La contabilidad del autónomo Comprende con este artículo de una manera clara y sencilla por qué conocer el procedimiento de la contabilidad de tu negocio es tan importante a la hora de cumplir con las obligaciones fiscales, además de conocer en todo momento el estado de tu actividad. En él se declaran las adquisiciones y entregas de bienes y servicios, estén sujetas o no a IVA.

Se calcula sumando todas las facturas enviadas a un cliente o recibidas por un proveedor. Como información complementaria, a continuación, de forma resumida, aparece la clasificación de actividades económicas. ¿Y cuándo se considera “profesional” a un autor, a efectos legales? ·Cuando ha publicado cinco libros distintos por cuenta ajena y en ediciones comerciales españolas. ·Cuando ha percibido beneficios económicos por la venta de sus libros superiores a 900 € ·No se computan como libros los financiados por el propio autor o aquellos cuya tirada sea inferior a 500 ejemplares en obras poéticas o 2000 en obras de otro género. Como vemos, todo este asunto está lleno de lagunas e interpretaciones.

Ingreso a cuenta Los tipos impositivos del impuesto sobre la renta son los siguientes en función de la base imponible: Hasta 17.707,20 euros: 24% Desde 17.707,21 euros a 33.007,20 euros: 28% Desde 33.007,21 euros a 53.407,20 euros: 37% Desde 53.407,21 euros en adelante: 43% Con estos porcentajes, la tributación del 25% por la base imponible se obtiene en la declaración de la renta con una base imponible de 41.400 euros, en el supuesto de ser soltero y sin minusvalía alguna. Si trabajas por cuenta ajena y además eres autónomo, recuerda que si te despiden de tu trabajo, legalmente no tienes derecho a paro ya que no figurarás como desempleado sino que todavía eres autónomo, y por tanto activo. (Ver artículo : Posibilidad de devolución parcial de cuotas de trabajadores autónomos en régimen de pluriactividad).

Esto implica que si emitieras una factura por un trabajo hecho a un cliente final, sólo tendrías que aplicar el 21% de IVA, sin necesidad de recoger el IRPF. Serán los clientes quienes tengan que ingresar a la Agencia Tributaria el dinero que te han retenido en cada factura por medio del modelo 111, pero la misma operación también tendrás que realizar tú con el dinero que hayas retenido a los proveedores. El autónomo se enfrenta siempre solo a sus requerimientos tributarios. Entregas de bienes o prestaciones de servicios posterior a adquisición de bienes o servicios”.

En el primero de ellos hay que ser un profesional sujeto a retenciones del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), mientras que la otra opción existente es cuando el cliente es una empresa u otro autónomo. La cultura, la artesanía y muchos servicios se ofrecerían sin IVA y pagariamos menos por ellos. Concretamente nos referimos a si te has constituido como autónomo, o como sociedad (hay otras formas intermedias de constituirse, pero escapan al sentido de este artículo, por lo que preferimos obviarlas). Ten muy en cuenta esto si estás en régimen general, pues puede ser que durante un trimestre tengas más facturas emitidas que recibidas, pero de las emitidas no hayas podido cobrar casi ninguna.

Que esa actividad económica lucrativa, la realicemos de forma personal y directa. Periódicamente tu eres el encargado de registrar la información de facturación para luego pagar inevitablemente tus impuestos. Lógicamente, con el software de facturación esto es un mero trámite ¿Pero, qué impuestos tengo que pagar? Generalmente hay dos tipos de impuestos que pagarás, el Impuesto sobre el valor añadido (IVA) – donde eres un simple intermediario del impuesto – y el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF). De hecho, desde la Federación de Asociaciones de Trabajadores Autónomos han publicado un comunicado en el que consideran “un acierto” esta medida.

“La medida, de aprobarse, significará un alivio para prácticamente un millón de autónomos que dejarán de adelantar a Hacienda una media de 600 euros anuales el próximo año y unos 900 euros de promedio en 2016”, explican. Se trata de una rebaja que la Federación considera “esencial para aliviar las duras cargas fiscales que han soportado los autónomos durante estos años de crisis y, especialmente, desde septiembre del 2012, cuando las retenciones en el IRPF se elevaron hasta el 21%”. Elimina las deducciones del 20%.

Pero no hay que olvidarse de la letra pequeña. El resto de facturas emitidas por autónomos dedicados a actividades profesionales, agrícolas, ganaderas y forestales están sujetas a los siguientes tipos de retención a cuenta del IRPF. Actividades profesionales: 20% (9% el año del inicio de la actividad y los dos siguientes años). Actividades agrícolas y ganaderas: 9% Actividades forestales: 2% Además, el Real Decreto 439/2007 incluye a través del artículo 95.6 la obligación de los empresarios y profesionales de retener el 1% de las facturas que reciban a las personas que ejerzan actividades incluidas en los epígrafes a los que se refieren y qué son: Actividades económicas IRPF módulos Dejando de un lado este tipo de casos especiales, vamos a centrarnos en las retenciones de IRPF que deberán llevar a cabo los autónomos profesionales que aparezcan como tal en el IAE.

Esta app facilita su día a día ya que sólo tienen que hacer una foto con su móvil o tablet de los tickets y facturas para que contabilicen según sus obligaciones tributarias. cuenta con la certificación de homologación de la Agencia Tributaria Española (AEAT) de forma que todas las imágenes fotografiadas por los usuarios, autónomos de España, sirven como justificante tributario, por lo que ya tampoco hace falta guardar ni archivar los documentos en papel” explica Esta innovadora app, única en el mercado, además es capaz de generar la contabilidad y los impuestos trimestrales de los autónomos a partir de simples fotos de facturas recibidas, emitidas, tickets, etc. El ingreso de la cifra resultante se realiza con el modelo 131 de forma trimestral. Una es la venta directa de productos y otra es las comisiones o regalías que recibes de la compañía por la facturación de tu equipo.